Últimas Noticias

Revista AQ: “presidente RD está desafiando una tendencia de corrupción en AL”

El presidente Luis Abinader, con su plan de gobierno de enfrentar la corrupción en todos los niveles y recuperar el patrimonio público robado en la República Dominicana, ha desafiado una tendencia de descomposición gubernamental que existe en la región de América Latina.

El periodista Nick Burns hace este planteamiento en su artículo titulado “Elegido en una plataforma anticorrupción, el presidente de la República Dominicana está desafiando una tendencia regional”, publicado el 03 de enero de 2024 en la revista estadounidense Americas Quarterly (AQ).

El articulista establece que el presidente Abinader es «algo raro en la América latina de hoy: un incumbente popular que parece encaminarse a la reelección a finales de este año. Con alrededor del 70% de aprobación y una ventaja de unos 25 puntos sobre su competidor más cercano en las encuestas».

El jefe de Estado de la República Dominicana Luis Abinader.

Este gran puntaje que lo darían como posible ganador de las elecciones presidenciales en este 2024, lo ha logrado gracias a una compaña de Gobierno y la implementación de un grupo de iniciativas sin precedentes en el país, para enfrentar la corrupción a todos los niveles y recuperar el patrimonio público robado.

Para el periodista Burns la gestión de gobierno del presidente dominicano se ha basado en la lucha contra la corrupción y podría llevar a otros políticos de la región a sentirse tentados a preguntarse: ¿Cuál es su secreto?

El especialista en temas políticos deja entender que el mandatario dominicano aprovechó que los gobernantes anteriores se vieron sacudidos por numerosos escándalos de corrupción, incluido uno que involucraba a la empresa brasileña de construcción Odebrecht.

En la revista estadounidense dedicada a la política, los negocios y la cultura de América, este autor señala que en la República Dominicana las protestas masivas contra la corrupción estallaron en 2017, creando una especie de momento antes y después en la política dominicana.

“Abinader hizo de la lucha contra la corrupción una parte central de su campaña, y una vez en el cargo nombró como fiscal general a una respetada ex jueza de la Corte Suprema, Miriam Germán Brito. Ella ha supervisado amplias investigaciones de corrupción con nombres llamativos, que recuerdan a los vistos en otras partes de la región, como Operación Antipulpo, Operación Calamar, Caso Coral y Caso 5G”, detalla en su artículo en el Americas Quarterly.

La procuradora general de la República Miriam Germán Brito.

Las investigaciones han implicado a varios altos funcionarios en la administración de Danilo Medina (2012-20), incluido el ex ministro de Finanzas Donald Guerrero y el ex fiscal general Jean Alain Rodríguez.

Se acusó a Guerrero de orquestar un esquema que involucraba pagos irregulares por tierras tomadas por expropiación. Mientras que se acusó a Rodríguez de haber desviado fondos de la fiscalía pública para financiar un grupo que apoyaba sus propias ambiciones presidenciales.

Esos enjuiciamientos y otros han revivido los recuerdos del movimiento anticorrupción que arrasó gran parte de América Latina en la década de 2010, pero perdió impulso a fines de esa década en medio de acusaciones de aplicación desigual de la justicia, «lawfare» o mala praxis fiscal en lugares como Brasil y Colombia.

Nick Burns establece que “el impulso de Abinader parece haber tenido en cuenta las lecciones de las campañas anticorrupción anteriores en América Latina”.

Presidente Luis Abinader.

En ese sentido, el presidente Luis Abinader busca implementar una serie de “reformas institucionales para dar a los fiscales más herramientas, en lugar de simplemente centrarse en investigaciones espectaculares y llamativas”.

Por ejemplo, un avance contra la corrupción es la aprobación de una ley de decomiso civil en 2022, que permite al estado recuperar activos robados. Esta iniciativa fue elogiada por expertos anticorrupción y recibió un elogio explícito del Departamento de Estado de EE. UU., que la calificó de «logro importante».

También, la República Dominicana ha mostrado una mejora notable en el Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción. En 2020 ocupó el tercer puesto desde el último de los 15 países medidos, con una puntuación de 3,26. En la edición de 2023, la República Dominicana ocupó el quinto lugar, con una puntuación de 5,42.

En los esfuerzos anticorrupción, «la diferencia es enorme» bajo el actual gobierno, dijo Paola Romero, abogada y especialista en prevención de blanqueo de capitales, a AQ, señalando el nombramiento de oficiales de cumplimiento para supervisar las contrataciones públicas en todos los ministerios gubernamentales. «Ha sido un gran paso».

Algunos analistas están de acuerdo en que para que se produzca un verdadero avance, el presidente debe mirar más a fondo dentro de su propio gobierno.

«Ahora es el momento de que [Abinader] lleve su lucha contra la corrupción al siguiente nivel y comience a buscar adentro, dentro de su propio gobierno», dijo Geovanny Vicente-Romero, estratega político con sede en Washington.

El especialista en temas políticos resalta que la elección de Abinader encaja perfectamente en varias tendencias regionales: fue parte de una ola de votos contra los partidos establecidos en América Latina. El PLD había gobernado el país durante 16 años seguidos bajo Leonel Fernández (2004-12) y luego Medina. Fernández también fue presidente de 1996 a 2000.

Crítica a la lucha contra la corrupción

La oposición dominicana ha sido muy crítica con la forma en que se ha llevado a cabo la lucha contra la corrupción bajo Abinader, señalando el hecho de que las investigaciones se han dirigido a funcionarios de partidos distintos al Partido Revolucionario Moderno del presidente.

«Están utilizando la lucha contra la corrupción como arma política», dijo José Dantés, un funcionario del opositor Partido de Liberación Dominicana (PLD), en una entrevista en la televisión dominicana.

El artículo de Americas Quarterly de igual modo señala que “es cierto que ningún funcionario importante en el gobierno de Abinader ha sido procesado por corrupción, aunque han enfrentado consecuencias políticas una vez que surgieron las acusaciones”.

En agosto de 2022, el jefe de gabinete de Abinader, Lisandro Macarulla, renunció después de que su nombre surgiera en relación con la investigación de un supuesto esquema de pagos coordinado por Jean Alain Rodríguez. Sin embargo, Macarulla no ha sido formalmente acusado de ningún delito.

Nick Burns también cita que, en noviembre de 2023, Hugo Beras, jefe de una entidad gubernamental de transporte, solicitó una licencia sin goce de sueldo tras informes de medios sobre una supuesta corrupción administrativa en un contrato de semáforos (Beras niega que haya actuado de manera indebida).

De igual modo, sostiene que algunos observadores se han quejado de una justicia lenta y aplicada de manera desigual. Por ejemplo, en noviembre, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias declaró la detención de Rodríguez «arbitraria» y pidió su liberación.

La gestión de Luis Abinader

Luis Abinader, de 56 años, asumió el cargo en agosto de 2020, justo a tiempo para un auge económico liderado por turistas extranjeros que consideraron que las playas dominicanas eran un escape ideal tras la pandemia.

Después de contraerse un 7% en 2020, la economía dominicana repuntó un 12% en crecimiento en 2021, un 5% en 2022 y un estimado 3% en 2023. El Fondo Monetario Internacional (FMI), clasificó recientemente al país en América Latina donde los estándares de vida estaban aumentando más rápidamente.

Mientras otros destinos turísticos sufrieron los efectos de la pandemia, la industria dominicana emergió más fuerte que nunca, en parte gracias a un enfoque que priorizó la vacunación nacional y no requirió cuarentena o prueba de vacunación para llegadas turísticas en la era de la pandemia.

«Lo que hemos hecho es [ser] pro-empleos, pero al mismo tiempo hemos aumentado el gasto social», dijo Abinader a AQ. Según el FMI, el gasto social de la República Dominicana ha aumentado del 1,3% del PIB en 2019 al 1,6% en 2022, después de un pico del 4,2% en 2020.

Antiguo ejecutivo de la industria turística, Abinader atribuye su éxito a un enfoque equilibrado en una región caracterizada por la división entre izquierda y derecha.

«Tenemos la fórmula de [ser] pro-empresa, pero también con fuertes programas sociales [y] transparencia. Esa es la única fórmula que funciona», dijo a AQ en una entrevista durante un viaje reciente a Washington.

El periodista Nick Burns sostiene en el artículo “Elegido en una plataforma anticorrupción, el presidente de la República Dominicana está desafiando una tendencia regional”, que “los dominicanos ven la estabilidad económica como el logro estrella del mandato de Abinader”, según una encuesta de octubre de Gallup y RCC Media.

La postura de Luis Abinader con Haití

El columnista sostiene que la postura cada vez más dura del presidente Luis Abinader sobre las relaciones con Haití, el país en crisis con el que la República Dominicana comparte frontera, también ha ganado un apoyo público considerable en el país, y críticas de organizaciones de derechos humanos.

El flujo de haitianos hacia la República Dominicana, establecido desde hace mucho tiempo, se ha intensificado en medio de la incertidumbre política y la violencia de las pandillas que se vive en Haití.

Nick Burns recuerda que alrededor de un tercio de los nacimientos en hospitales dominicanos son de madres haitianas a partir de junio de 2023.

Otra situación que cita el periodista es la de la construcción de un muro que desviaría agua del río Masacre, que comparte con la República Dominicana.

“La frontera en sí se convirtió en un tema político candente en septiembre, cuando el gobierno haitiano anunció su respaldo a la construcción de un canal que desviaría agua del río Masacre, que Haití comparte con la República Dominicana”, recuerda.

Indica que, en la consiguiente controversia, Abinader adoptó una postura firme, cerrando las fronteras del país con Haití durante casi un mes, a costa de la economía local a ambos lados de la frontera, y suspendiendo la emisión de visas a los nacionales haitianos.

En noviembre, el problema escaló nuevamente tras un enfrentamiento armado entre soldados dominicanos y fuerzas gubernamentales haitianas.

Abinader expresó su esperanza de que la misión internacional de apoyo a la seguridad liderada por Kenia y autorizada por la ONU, actualmente detenida por un desafío judicial en Kenia, «pudiera traer la paz» al país.

Presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, durante su participación en la ONU.

Consultado sobre la política de su gobierno hacia Haití, Abinader dijo a AQ: «Lo que estamos haciendo es organizar la inmigración… Hemos hecho mucho [por Haití]. Pero no podemos hacer más, porque no somos un país rico

También rememora que en el 2022 comenzó la construcción de un controversial muro que las autoridades dominicanas quieren que abarque aproximadamente la mitad de la longitud de la frontera internacional.

Construcción del muro fronterizo entre República Dominicana y Haití

Latest Posts

spot_imgspot_img

Más Leidas